Tu gato piensa que eres un gato mucho más grande

0
17534

John Bradshaw, profesor de la Universidad de Bristol y autor del libro Cat Sense explica queel gato ve a sus propietarios como gatos gigantes. Así, aunque uno pueda pensar que para él su gato es como su hijo, la realidad es que su gato lo ve como un compañero de piso grande y felino “no-hostil” en palabras del autor.

Bradshaw ha estudiado durante 30 años el comportamiento de los animales domésticos y explica algunas teorías sobre el comportamiento de estos animales.

Es interesante decir que el autor ha constatado que los gatos tienen un comportamiento distinto a los perros con respecto a nosotros.

Los perros nos perciben muy distintos que a sí mismos: en el momento que ven a un hermano, cambian sus comportamientos. La manera en que un perro juega con un humano es completamente distinta a la manera que juega con un otro perro. Los gatos por su parte, no parecen adaptar su comportamiento a nuestra figura humana, ellos nos ven como un igual más grande. Poner sus colas en el aire, frotar alrededor de nuestras piernas, sentarse a lado de nosotros y peinarse es exactamente lo que los gatos hacen con otro felino

Otro descubrimiento que destaca el autor de sus investigaciones es el estres que sufren algunos gatos. Según el experto, hay gatos que padecen altos niveles de estrés porque no se sienten bien con otros gatos. En otras palabras, “a los gatos no siempre le agradan los otros gatos, y la gente a veces no lo ve, esto le provoca estres.

Bradshaw también, descubrió que cuando un gato se frota contra la pierna o mano de un humano, le está mostrando su afecto como si se tratase de otro gato. Cuando el animal deja una rata o un pájaro en la puerta de la casa, no está tratando de alimentar a su dueño, sino de comer con él en un lugar seguro.

Además de todo esto, el profesor de la Universidad de Bristol, también ha concluido que.“Los antecesores salvajes de nuestros actuales gatos domésticos necesitaron maximizar todo lo posible el tiempo de caza; por eso sus ojos se adaptaron a ver incluso con una mínima luz tenue”. En los ojos de los gatos dominan los bastones, mientras que en los humanos son más numerosos los conos. Esta necesidad ha provocado importantes cambios en la estructura de los ojos de los felinos y explica por qué nuestros gatos ven entre seis y ocho veces mejor que nosotros en la penumbra.

En conclusión, los gatos son animales muy interesantes que aun presenta múltiples interrogantes; pero gracias a las investigaciones cada día se conocen más cosas sobre ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here