BIODESCODIFICACIÓN Y ÚTERO

0
1564
útero

BIODESCODIFICACIÓN: ÚTERO, MIOMAS, FIBROMAS

¿Qué es?

Son tumores que crecen en la matriz de la mujer (útero).
Estos crecimientos normalmente son benignos. Una de cada 5 mujeres en etapa fértil presenta miomas, es algo normal y no existe riesgo alguno. Y 3 de cada 5 mujeres, presentará miomas hacia los 50 años de edad.

Los miomas pueden crecer en la pared muscular del útero (miometriales), justo bajo la superficie del revestimiento uterino (submucosos), justo bajo la cubierta externa del útero (subserosos), en un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero (pediculados).

Su nombre más acertado es mioma puesto que los fibromas son en realidad tumores benignos del tejido conjuntivo fibroso y el mioma se desarrolla a partir de células musculares lisas, no fibrosas.

¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?:

Al igual que ocurre con los fibromas en los senos, la medicina suele interpretar a los miomas como algo malo, algo negativo, algo que hay que operar o combatir y no es así.
El útero, al igual que los pechos, simbolizan la biología más pura de las mujeres, la reproducción y la permanencia.

Pero vayamos al concepto básico, simbólico y biológico: Útero es casa.
No hay más y no existe otra interpretación.

En el caso de los miomas, deberemos analizarlos como “tejido vivo”, por lo tanto y simbólicamente, un mioma es un hijo. Un hijo que crece y se desarrolla en mi útero.

Claramente pueden ser dos o más hijos (miomas) y mi única responsabilidad será revisar qué emociones estoy viviendo para encontrar la razón por la cual yo llené mi útero con ellos.

Por lo tanto comenzaremos por analizar, ante la aparición de miomas, ¿Qué ocurre en casa?, ¿Quién ocupa la casa?, ¿Quién falta en casa?, ¿Quién invade la casa?, etc.

Y la casa puede ser mi vida sentimental, mi matrimonio, mi relación amorosa, la casa donde vivo, la casa donde crecí, etc. La casa puede incluso, ser yo misma.
Y con esto, ya tengo una idea de más clara de dónde debo buscar mi conflicto emocional.

Tengo que buscar entonces, historias como las siguientes:

Cambien la palabra bebé o hijo por mioma, y les quedará más claro:

– “No me siento capaz de ser madre”.
– “No me siento lista para ser madre”.

– “Me están presionando para tener un bebé”.
– “Me estoy presionando para tener un bebé”.

– “En casa o mis amigos, siempre me preguntan que para cuándo tendré a un bebé”.
– “Quedé viuda, me dejó mi pareja, me divorcié y nunca le di un hijo a mi pareja”.

– “En mi familia, todas las mujeres han tenido más de 5 hijos, yo también debo tenerlos”.
– “Debo embarazarme y gestar un hijo para que mi pareja se comprometa conmigo”.
– “Perdí o aborté antes, ahora sí debo tener éste hijo y no perderlo”.

Porque nuestro inconsciente, actúa de la siguiente manera, nosotras escuchamos o decimos la palabra bebé o hijo, y nuestra biología lo interpreta como “mioma”, que es la forma simbólica que tiene nuestro cerebro de cumplir nuestros deseos.

Y entre más me obsesiono con embarazarme, con procrear, con tener hijos, más miomas tengo.

Existe otro conflicto emocional importante que puede dar lugar a la formación de miomas y éste es el rechazo, ya sea por mí misma o por mi pareja:

– “Quiero embarazarme, quiero un hijo, pero no de éste (mi pareja)”.
– “Quiero ser mamá, me gustan los niños, pero quiero hacer otras cosas antes”.

– “No me gustan los niños, no quiero tener hijos, no quiero hijos ahorita”.
– “Este hombre es buena pareja, pero no sería buen padre para mis hijos”.
– “No debo embarazarme de éste hombre, no estoy segura de él o de su amor”.

Y un último conflicto emocional que puedo estar viviendo y que puede ocasionarme miomas, está relacionado 100% con mi Proyecto Sentido, y va más relacionado con las emociones que vivió mi madre al estar embarazada de mí:

– “Me avergüenza que me vean la panza”
– “No me gusta mi cuerpo de embarazada, ya no soy atractiva”.
– “Qué gorda estoy, no me gusto embarazada, qué mal me veo”.
– “No quiero que se note mi embarazo, no me gusta estar embarazada, lo odio”.

Por lo tanto, como yo soy mujer, como se espera que yo sea madre, si yo guardo en mi memoria que embarazarme es malo, porque así me lo hizo sentir mi propia madre, provocará que yo sea madre de miomas, porque con eso mi inconsciente siente que he cumplido con las expectativas de los demás, y que no habrá riesgo de que yo me vea mal, lo descubran, yo engorde, etc.

En el caso de los miomas en general, se analiza por completo el árbol genealógico, porque en las vidas de nuestros dobles, encontraremos muchas historias relacionadas con casa, hijos, dramas, pérdidas, etc. Y finalmente, yo sólo soy la consecuencia de todo eso.

Una vez localizada la causa emocional de mis miomas, debo hacer un duelo, una carta de duelo y liberarme, para que dichos miomas, vayan desapareciendo, yo esté en paz y deje de producirlos.

Autor: Elizabeth Romero Sánchez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here